Muere Steve Jobs, un incansable visionario

Esta es quizás una de las notas que más trabajo me ha costado escribir, no solo por todo lo que conlleva el citar el nombre de Steve Jobs, sino por el impacto inmediato que tiene en todo el mundo la noticia inesperada de su fallecimiento. El día de hoy, Apple Inc. ha confirmado la muerte de su creador Steve Jobs a los 56 años de edad mediante su sitio oficial con el siguiente mensaje:

Apple ha perdido a un visionario y genio creativo, y el mundo ha perdido a un sorprendente ser humano. Aquellos de nosotros que hemos tenido la suerte de conocerlo y trabajar con Steve hemos perdido a un amigo y aun mentor inspirador. Steve dejó detrás a una compañía que solo él podría haber construido, y su espíritu siempre será la base de Apple”.

 

 

Siendo una víctima más del cancer, Steve Jobs deja al mundo y a la compañía  que vio nacer como una de las más poderosas del mundo de la tecnología, superando a sus principales antagónicos y competidores Microsoft e IBM. Steve Jobs había superado un cáncer de páncreas en el año 2004 y en el 2009 fue sometido a un trasplante de hígado, estuvo activo en Apple hasta mediados de agosto cuando anunció su dimisión como CEO de la compañía dejándola en manos de su amigo Tim Cook.

Nadie más que Steve Jobs sabía cuando era el momento de hacer cada movimiento, inclusive el tiempo en el que el mismo diría adios a la compañía que fundó, de hecho en su última carta escrita para mesa directiva de Apple, Jobs mencionó lo siguiente:

Siempre he dicho que si llegaba el día en el que no podría hacer frente a mis obligaciones al frente de Apple como CEO, sería el primero en hacérselos saber.

Jobs fue sin lugar a dudas un hombre carismático, expresivo y visionario, un vendedor por naturaleza y un oráculo de  industria de la tecnología y la computación. Su legado vivirá por siempre entre nosotros.

Sin embargo, Apple ha hecho pública una dirección de correo electrónico rememberingsteve@apple.com en la cual podemos enviar todos nuestros pensamientos, memorias y condolencias.

Para finalizar quisiera compartirles una de las más grandes enseñanzas de vida que el propio Steve compartió a los recién graduados de la Universidad de Stanford en el 2005 y con todo el mundo:

No one wants to die. Even people who want to go to heaven don’t want to die to get there. And yet death is the destination we all share. No one has ever escaped it. And that is as it should be, because Death is very likely the single best invention of Life. It is Life’s change agent. It clears out the old to make way for the new. Right now the new is you, but someday not too long from now, you will gradually become the old and be cleared away. Sorry to be so dramatic, but it is quite true.

Your time is limited, so don’t waste it living someone else’s life. Don’t be trapped by dogma — which is living with the results of other people’s thinking. Don’t let the noise of others’ opinions drown out your own inner voice. And most important, have the courage to follow your heart and intuition. They somehow already know what you truly want to become. Everything else is secondary.

Hasta siempre Steve y gracias por todo.

Fuente: Webadictos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: