Constructora destruye manantiales sagrados y contamina un río en Cuetzalan

Cuetzalan. Órganos directivos del Co-mité de Ordenamiento Territorial Integral de Cuetzalan (COTIC) y pobladores indígenas masehuales (nahuas) de la comunidad de Pe-pexta denunciaron la mala ejecución en la construcción de la ca-rretera de Mazatepec a Cuetza-lan, tramo Pepexta–Las Hama-cas, en donde la constructora que realiza dicha obra federal incumple la norma ambiental al destruir y bloquear cuatro manantiales, entre ellos uno considerado sagrado por la población, el Ta-tiotxiualat (agua bendita por dios), en el que la población realiza ce-remonias que han practicado por generaciones; además, están arro-jando escombros sobre el río.

Durante un recorrido como parte de las acciones que se desarrollan en la agenda de trabajo del Ordenamiento Territorial Integral de Cuetzalan, pobladores junto con la organización Nikneki Sustentable se percataron de la irresponsabilidad y la mala ejecución con que se lleva a cabo en la construcción de esa vialidad / Fotos Erwin Slim

La semana pasada, como par-te de las acciones que se desarrollan en la agenda de trabajo del Ordenamiento Territorial Integral de Cuetzalan (OTIC), la organización no gubernamental Nik-neki Sustentable (miembro del COTIC) llevaba a cabo, junto con la población, los preparativos pa-ra la brigada de limpieza de ma-nantiales en la comunidad, cuando durante un recorrido con po-bladores se percataron de la irres-ponsabilidad y la mala ejecución con que se lleva a cabo en la cons-trucción de la carretera. Debido a esto, la brigada de saneamiento fue suspendida y la comunidad de Pepexta, por medio del caporal de la danza Juan Francisco de los Santos Salvador y un juez de Paz, convocó a una “reunión co-munitaria urgente” para tratar es-ta problemática.

La asamblea comunitaria se realizo el sábado pasado; a la mis-ma acudió un centenar de miembros de la población; la regidora de Ecología municipal, Cynthia Flores; autoridades comunitarias, y miembros de los órganos Eje-cutivo y Técnico del COTIC.

Los pobladores, en idioma ma-seualkopa (náhuatl) y pocos en castellano, manifestaron su incon-formidad y preocupación por la destrucción y bloqueo de manantiales sagrados, además de advertir que esta misma obra está contaminando el río Cuíchat, microcuenca prioritaria de Cuetzalan, por los trabajos de realización de un puente, desechando el escombro de la construcción al agua, así como varillas, llantas, maderos y diversos materiales de esa obra, lo que ha obstruido cuatro manantiales. Exigieron que de in-mediato se reparen los daños oca-sionados por la constructora y que se abran los manantiales que bloquearon con maquinaria, piedras y cemento, además de proponer que los manantiales afectados se armonicen con respeto a la cultura indígena, construyendo un receptáculo de agua de donde se pueda recoger y tomar el liquido y un nicho para albergar una Tonantzin (nuestra Madre Tierra o virgen de Guadalupe), fomentando así, a través de la cosmovisión tradicional, el respeto a es-tos sitios de agua sagrada.

También manifestaron y de-mostraron que están informados y preocupados por el empobrecimiento de la tierra producido por agroquímicos, por la deforestación y contaminación del aire, por la contaminación y el cambio climático y por la autosustentabilidad alimentaria, por lo cual se acordó la formación del comité lo-cal comunitario del Ordenamien-to Territorial para poder empezar a trabajar en el cumplimiento del OTIC a partir de las prioridades que defina la población.

Rufina Villa, secretaria general del COTIC, comentó en idioma maseualkopa que “lo que se está diciendo aquí requiere de cuidado. ¿Dónde estamos?  Hay que re-cordar cómo vivieron aquí nuestros antepasados; nosotros estamos olvidando esa forma de pensar, ellos amaban a la tierra, mu-chas de las cosas que habían antes han ido desapareciendo. Si pensamos que la tierra está viva y que nosotros somos parte de todo es-to no la lastimaríamos; por ejemplo, antes se pensaba que donde hay un manantial hay una víbora, pero no se debe de matar porque si no se secará el agua. Si seguimos así y nos falta el agua, sufriremos.

“En esta reunión no hay que quedarnos callados, que nos escu-chen, no decimos que no se pon-ga la carretera, pero hay que respetar nuestros manantiales, porque nosotros somos los que estamos aquí”.

Por otra parte, Cynthia Flores, regidora de Ecología municipal, señaló que el ayuntamiento de Cuetzalan trabaja en coordinación con el COTIC y que llevaría las propuestas que se generaron en la reunión para exponerlas al ca-bildo municipal y tratar de resolver el problema de la mejor forma.

El COTIC acordó realizar una brigada de limpieza de manantiales y conseguir asesoría en ingeniería ambiental para lograr un mejor manejo y tratamiento del agua; finalmente, a través de la donación de Nikneki Sustentable se entregó a la comunidad una es-cultura de Tonantzin (nuestra Ma-dre Tierra o virgen de Guadalupe) tallada en piedra procedente del volcán Popocatépetl, que la comu-nidad ha decidido que con faena, fiesta y danzas se coloque proximamente en el manantial, que es el más sagrado y conocido de es-ta comunidad y al que circundan mitos e historias y que lamentablemente fue objeto de este atropello en aras del progreso


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: